Cumple 1 año el ¡Campeon de ajedrez del Mundo 2015!
     
Imagen
 
Base Santiagueña (TXT to PGN) | Archivo Mutante | Página Actualizada el 22/03/2002 Enlaces Mutantes | Ajedrez Mutante (INDEX) | Partidas para ver | Poesia Ajedrecistica | Torneo Mayor 2000 | Registrarte Mutante | Clases de Ajedrez Gratis en La Banda. | Archivo Mutante2 | Partidas Top10 del Recuerdo | Proyecto Nacional Enseñanza del Ajedrez por Internet | Cyberjuegos Un Lugar para jugar al ajedrez | Cumple 1 año el ¡Campeon de ajedrez del Mundo 2015! | Jugando Ajedrez en Yahoo! | Magistral Garcia PGN | 15 de Abril del 2001 Dia Nacional del Ajedrez Argentino | Jugar Ajedrez con el Presidente Argentino | 6ta Spartakiadas Santiagueñas de Ajedrez | Por visitar mi pagina te regalo 1 mes de internet GRATIS | Sección UD. JUEGA MUTANTE | Camilo Carranza ganó el Torneo Chevalier Memorial 2000 | Recomendaciones Mutantes con Graciela Alfano Material Exclusivo | Un Debate Positivo. La lucha de Ruben Casafus | Karpov Ganó el Magistral Miguel Najdor Memorial (PGN) | Clasificatorio de la Banda Y Rescultado torneo con Tucumanos (nuevo) | India de Rey el GM San Segundo comenta su partida contra Comas (Con Partidas de Estudio) | Torneo Provincial 2001 de Sgo. Estero (ARG) | Editorial | Miguel Najdorf comenta esta partida | Donwload Mutante (PGN,CBV,TXT) | Puede un Círculo Asociarse a la FADA Respuesta | Curriculum Vitae | 1ª Spartakiadas Argentinas de Ajedrez 2002 | Pablo Zarnicki Comenta esta Partida Generacional | 2º Torneo de Ajedrez Regional (Jujuy) Informa Jorge Rivero | Chat Mutante New!!! | Calendario 2002 del Círculo de Ajedrez de La Capital de S.S.de Jujuy Prox. Torneo 17 de marzo | Linares 2002 Kasparov vs. Vallejos Partida comentada
 
Cumple 1 año el ¡Campeon de ajedrez del Mundo 2015!

   
 
Imagen
Se llama TIGRAN ALEXANDER POSSE RUIZ
Su nombre es Tigran en honor a Tigran Petrosian Campeon del mundo en ajedrez 1963.
Y Alexander por Alexander Alekhine otro campeón.
Imagen
HIJO de ESPARTACO POSSE VARELA
Santiago del Estero 22 de enero de 2000


Querido Bebe:

Cuando naciste, tu padre rompió (bien logró) una regla en el Hospital Regional y cumplió un sueño paterno: ¡estar presente en el parto, junto a tu madre!. Fue un día nublado viernes 21 de enero, y con rostro de tormenta.

Fue largas las falsas alarmas, a las 05:37 a las 09:00 y por fin tu madre ariana se plantó en casa hasta las 21:20 Horas, cuando aguanto entre dolores y dilatación 9, recién fuimos a la maternidad a la sala de parto, (la vieja porque la nueva no había sido inaugurada).Obviamente tu padre habló con las enfermeras, residentes y por fin, logré consensuar con la partera de Guardia Dra. Mirta Segovia. La pitufina de azulina.

-Con UD. quiero hablar - le peticione
-Que necesita respondió - con extrañeza
-Yo y mi señora hicimos el curso de pre-parto con Gustavo Veliz, y yo deseo estar presente en el parto, no como espectador, sino para ayudarla. Sé que no se puede, pero con la autorización del medico si. También sé si hay otro parto no se puede o si hay complicaciones también. Pero si no, quiero presenciarlo - le dije con los dedos cruzados...
-Vamos a ver, ahora vamos para allá a verla - exclamó con una sonrisa picarona.

Y así, con un cielo empeñado, hice que se diera: ¡estar sólo en la sala de parto, sin tener a otra embarazada que de a luz. Entonces comprendí que había empeñado arriba hasta el último de mis tableros de ajedrez, mis trebejos y mi alma, ahora paterna.

Ahora sabes como es tu madre terca, y en ese instante fue caprichosa y orgullosa. En la primera fuerza gritaba, se ponía tensa, ¡todo mal! Nerviosa y la partera y yo te decíamos:

-No grites, porque pierdes fuerza, ¡relájate! -Le dije alentándola.
-¡¡¡CALLATEEEEE!!! -me gritó tu madre

A la segunda, no gritó, lo hizo muy bien, y la tercera ¡espectacular!... Cuando vi salir tu cabeza, tus hombros y:

-¡SUICK! tus pies estaban afuera... -indescriptible lo que se siente...

Cuando te cortaron el cordón recién te vi, y te escuché como llorabas con ganas de cansancio y todos estábamos sorprendidos por la bolas que ¡ostentabas!

Saliste morado, hacia preparación, cuando te seguí tus pasos, buenos los de la enfermera Analía Lopez, hasta que te limpiaron y secaron. Pero allí, me cerraron la puerta:

-Ya presenciaste el parto, ahora déjame trabajar, ¡no puedes estar aquí! -reprocho espantando mi suerte.

Cuando yo mismo cerré la puerta para que nadie te molestara. Mi impaciencia de saber como estabas, todo pasó tan rápido que en 15 minutos había terminado la pesadilla agobiante de que nacieras. Pesaste 3 Kg 700 gramos; 49 cm, parto normal, a las 21:55 horas. Naciste, el bebe numero 22 de los 26 nacidos vivos; 380 de los vivos desde 1 de enero, 390 entre los fallidos. En ese día eras el único varón entre 4 mujeres estuviste bendito.

Con una vigoridad viril, morado, por falta de colaboración de tu madre, pero sanito, cabezón y achinado como yo; cachetón y ñato como tu hermosa madre.

Luego dormiste cansado por mamá, tu llegada al mundo dejando en mi el inolvidable recuerdo de ser ¡padre primerizo! Mi suerte ya estaba echada. A tu madre hijo, le hacían los puntos mientras curaban la hemorragia. Y yo afuera disimulando la alegría de verte nacer, mezclado con la vivencia de ser padre a mis 26 años, 46 días, 36 horas y 55 minutos.

Aun recuerdo que tu madre nerviosa y descontrolada me dijo en pleno parto:

-¡¡¡No me mireeeesssss!!! -delante de todos, cuando te pujaba con dolor, fue muy cómico y original te lo aseguro.

Su rostro que no vi, pero sentí al tomar su mano fue una experiencia para los dos extenuante y estresante, y con relax, cuando en la sala del puerperio llegamos, te tocó una habitación, con una sola cama, y baño privado, ventilador con una suerte que ya se incluía en el ¡paquete que gestioné allá arriba!

Tu madre nerviosa, ansiosa, dolorida peleaba para cantarte por primera vez el arrorro, mientras que en el mismo tiempo, yo lo hacía con el ¡arrollo mi niño!

-¡Yo soy la madre y quiero cantarle el arrorro! -volvió a gritarme una hora después. Luego llegó tu primera caquita petrolera, tu primer regalo de amor hacia nosotros:

-¡Amor,ya somos familia! -acotaba quien te trajo al tablero de nuestras vidas.

Llorabas como si tu hubiesen pegado, ¡exagerado al mango! Hasta que la nueva mamá te dio tu chupete. Yo te melodiaba el “arrollo” mi niño remixado. Yo pacientemente te voy conociendo y sabiendo como eres. “Parte de mi” y tu madre ansiosamente quiere sobre-protegerte, desesperada aun desconociendo que tu, TIGRAN eres, y estas hecho de un material especial, hijo. Nos dimos cuenta cuando a las 7, te tiraste tu primer ¡torpedito! Estando dormido.


Espartaco Posse Varela Autor: Jujeño
D.N.I.23.581.423
Imagen
Un Nacimiento Dificultoso ¿No?
Sgo. del Estero, 5 de enero de 2000


Me siento discriminando en mis derechos de Padre


La situación económica no era la soñada y me encontraba en un Hospital Público desde las 5 de la mañana. Solo a una semana de cumplir los 9 meses de mi mujer me encontraba en el Hospital Regional de la Pcia. de Santiago del Estero. Y faltaba hacer el monitoreo a mi bebe (nuestro). A cinto minutos de dicho estudio, la doctora (de blanco) Fulana de Mengano me pidió que me retirara del pasillo...

-Ningún familiar puede estar en esta área- exclamó en tono agraviante...
-No puedo estar presente en el monitoreo, Soy el PADRE. -me excuse con justo derecho.
-¡No puede estar aquí. Retírese! - insistió con tono de sargento.

Cuando me di a la retirada disgustado con el sistema de salud público. Y dejé atrás a mi señora de pie, sin ventilador, sin asiento a la deriva de que se canse de estar parada por no tener una posición económica más alta.

Salí del pasillo y me senté lejos. Al final del Pasillo. Al cabo de un rato, me embarque en la tarea de presenciar lo que a mi entender tenía todo el DERECHO del Mundo. Al llegar otra “seudo-madre” me dijo su señora ya está adentro. Y entre a la sala de “dilatación y de monitoreo” Al entrar solo me ocupe de ver a mi mujer y poder sentir el corazoncito de nuestro bebé. Oía sus latiditos, entre 130 y 135 y números que no entendía pero sabía que debía mi mujer apretar un botón cada vez que se moviera. Todo parecía natural. Yo el Padre, la madre y nuestro bebe. La familia reunida para un acontecimiento único e inrepetible. Luego entró Gustavo (obstétrico) el residente y me explicaba de lo que sucedía, ya que había tomado parte del curso de “Pre-Parto” Sé que dentro de la misma habitación había dos madres en trabajo de parto (en dilatación) pero no recuerdo nada porque no me fijé en ninguna de ellas, solo sé que tenían camisón. Cuando a mis espaldas llegó la voz a mis oídos, de la doctora de amarillo y blanco, ya en un tono desagradable:

- Los hombres no pueden estar aquí, Señor retírese de aquí porque no puede estar aquí. ¡A usted no le va a gusta que a su señora lo vea otro hombre!
- ¡Quien dejo entrar a los familiares! -Agrego la doctora la obstetra y el residente al unísono.

Me retiré callado. A mi mujer le estaban haciendo el monitoreo y sabía que esta situación la iba a poner nerviosa. Y me reserve el derecho de contestar mi opinión a lo que acontecía en ese momento. A todo esto mi señora estaba uvita por contestarle a la Doctora Fulana de Mengano porque lo trato de ese modo, con ese tono. Hay formas de decir las cosas ¿No?

Pero me contuve ya al día siguiente tomaría revancha. Ambos nos sentíamos molestos, nerviosos y con ganas de hacer vales nuestros derechos.

Salimos de allí a las 12,20 horas y nos dirigimos a nuestro ansiado hogar. Tomamos un taxi compartido (precio del boleto del colectivo y mismo recorrido o mejor dicho “el boletero”) Y durante el viaje. Adelante se sentó una enfermera de maternidad de dicho nosocomio. Y...

-A cabo de ser maltratado verbalmente, y gritado por una Doctora del Hospital. Porque quise presenciar el monitoreo de mi hijo... -Acentué ofendido.
-No por defender a mis compañeras pero Usted no puede estar en maternidad. A usted no le va gustar que a su señora la vea otro hombre. Ademas hay mujeres que están desnudas.
-No es mi caso ya que todas estaban con camisón -agregue descargándome un poco.
-Hay mujeres que no tienen para un camisón. A demás el pudor de las mujeres, que la vean otras personas. Ademas hay veces que en una camilla están 5 pariendo al mismo tiempo, y vas a querer que tu mujer esté sola en una camilla. Y también vas a exigir que tenga aire acondicionado.
- Pero yo no estoy pidiendo locuras ni tonteras. A mi me interesa saber como está mi bebe, y no ver a las mujeres desnudas. Tengo otras prioridades. Además esa experiencia nunca se repetirá de nuevo. - agregue pero sin que me entiendan a mi. Hablo como Padre.
-Para eso si no te gusta, deberías ir a un sanantorio.
-Yo no puedo opinar porque a mi hijo lo tuve en un sanatorio, allí escuche el monitoreo de mi hijo. -Cerro el chofer del remiss.
- Entonces he sido discriminado porque no tengo plata me tratan como se le cantan. Y no tengo derecho a escuchar a mi propio ¡HIJO!

La conversación siguió sobre el tema, sin entender mi derecho de Padre. ¿Cuando comienza mi paternidad? ¿Antes de nacer, cuando es gestado?

Por eso los padres nunca se acercan al hospital acompañando a sus mujeres (afirma mi señora). Aunque no me crean a mi si podría ser madre (dar a luz) me hubiese gustado vivir la experiencia de traer una vida, al mundo. Aceptando los dolores y todo lo que te sucede cuando estás embarazado. ¿Sorprendidos?

Un hospital público no debería ser distinto a una Clínica. Que somos animales distintos para hacer esa diferencia a tratos y derechos. ¡Creo que no! Ahí esta el curro de los médicos, las clínicas, el mejor trato y no la mejor atención en cuanto a tecnología y precisión. Esta bien que halla una diferencia de tecnología, y personal (la comodidad debería ser la misma) con respecto de la una y otra. Pero el trato debe y debería ser el mismo aquí y en la china. Vivimos en un mundo que no tiene murallas de Berlín, en el tercer milenio. Al escribir estas líneas quiero dejar asentado que he sido DISCRIMINADO separado, mal distinguido, diferenciado de otro padre. En otras palabras hecho de menos, y además de pasar un mal momento por el estúpido régimen hospitalario público ¿sabían que no podré ver el nacimiento de mi HIJO? Porque no está permitido, ni tampoco ayudar a mi señora en el Parto. De qué me sirve el curso de pre-parto sino podré presenciar este hecho único en la vida de una persona, ya sea padre o madre. Tenemos los mismos derechos. Ahora tengo otra lucha, intentar que me dejen ver o ayudar a mi señora. Como padre me siento discriminado, hay padres que no le interesa estas cosas, pero no es mi caso. Repito: ¿cuándo empiezan mis derechos como padre? Esto debería cambiar en el futuro. Aunque los familiares querrán estar presentes también, allí creo que el Derecho lo tiene “exclusivamente el padre”. Lo siento, todo es discutible.

Espartaco Posse Varela
D.N.I.23.581.423

 
Escríbeme
Para más información